Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

"!Con dos pelotas¡", artículo de Michel.

Cuando hace unos meses cruzaba por la Avenida Cataluña, mal, pues no lo hacía por un paso de cebra, desconocía que me iban a dar una noticia que me dejaría tocado.

- "¡Carnuz cruza bien!"..... me giro y era Miguel Ángel Tolosana desde su coche.

- ¿Que pasa pelao?.

- "Aquí me tienes. Me han detectado cáncer pero estoy de puta madre".

Durante dos segundos, pienso, ya me está vacilando.... no, es de verdad. 

- "Tranquilo. Las analíticas están saliendo bien y puedo con esto. Con dos pelotas".

Cuando conoces al tipo de persona que era Miguel Ángel, te hace pensar: "éste sale". No ha podido ser. Pero en estos meses, yo creo que habrá pasado año y medio de aquel encuentro, siempre lo he visto optimista y fuerte. Imagino que por dentro lo llevaría de otra manera pero el se mantenía de cara a fuera como siempre era, un tío preparado para ayudar y dispuesto a darlo todo.

Hace años que lo conocía, de su época de Agustinos y el destino nos deparó coincidir en las Selecciones de la FAF. El, con Juan Carlos Sarasa, en la cadete y yo en la juvenil. Alcantarilla 2001..... que buenos ratos. Y en Sanlucar y en Lérida..... Siempre preparado para ayudar, aconsejar y escuchar un posible consejo.

Miguel Ángel cambió al fútbol femenino y ha sido participe de la progresión que se está llevando en la última década. Su tesón y tozudez seguro que ha sido vital en este avance en el fútbol de chicas. Se desvivía por ellas.

Casualidades de la vida, pertenecer nuestros hijos al mismo colegio, nos hacía vernos con frecuencia y siempre lo veía con las mismas ganas de ayudar que en la vida del "pelotón".

Un "activista" en el Colegio. Capaz de hacer de Cabezudo en las fiestas como de limpiar la pista de futbito para que jueguen los críos. De todo. Un tío capaz. Tan capaz como salir en la Última Ofrenda del día del Pilar, ya muy tocado y sabedor, seguro, de lo que se le venía encima. Pero, ahí, con dos pelotas. Como me dijo que iba a hacerlo. Vamos, como lo hacía todo siempre.

Tus chicas, las de casa, te echarán de menos siempre, pero que sepas "pelao" que has dejado muchos amigos. No había más que subir el domingo para ver cómo estaba el velatorio 8, y tu pueblo, La Puebla de Alfindén, volcado para despedirte.

Miguel Ángel Tolosana, una persona de las que pasan por la vida y no te dejan indiferente, dejan "recados" que aprender. Dejan huella.

Un beso y un abrazo inmenso para tí y los tuyos desde A. D. Ebrosala.

Descansa, amigo.

31 de octubre de 2017
Compartir en