Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

5ª Jor. Cadete B: Ebrosala Activa 5 - Calatorao 4

Emocionante partido con buen juego por parte de ambos equipos con estilos bien diferenciados y que por suerte la balanza se inclinó en esta ocasión para nuestro favor.


El partido comienza con el equipo rival esperando en media pista preparados para aprovechar nuestras perdidas, pero nosotros estamos seguros y no cometemos fallos. Tenemos varias jugadas para poder adelantarnos en el marcador, pero no logramos anotar.


Por el contrario, a mediados de la primera parte, Calatorao nos marca en la segunda jugada que llegan con un buen disparo bien ajustado. El gol provoca que se encierren todavía más y aprovechamos cortar una contra rival para originarla nosotros y que Rober la finalice en gol. De aquí hasta el descanso tenemos una buena racha de juego y pese a desperdiciar varias ocasiones, un gol de Chechu logra ponernos por delante en marcador antes del descanso.


La segunda parte la comenzamos con buen juego y transformando en gol la primera llegada que tenemos. A partir de aquí el partido entra en una fase de calma relativa, en la que ninguno de los dos equipos logra acercarse a la portería contraria. A mediados de la segunda parte, el equipo rival sube la presión y comenzamos a tener más errores, sobre todo perdiendo balones con superioridades nuestras que se traducían en contras del equipo rival.


Entonces entramos en una racha en la que en 5 minutos se dan 4 goles, igualándose el marcador a 4, marcando cada equipo en cada llegada a puerta. Entonces decido parar el partido para rebajar el ritmo que se había generado y aclarar la salida con balón. Esta calma nos viene mejor para nuestros intereses y a falta de 3 minutos para acabar logramos ponernos de nuevo por delante en el marcador. De aquí hasta el final conseguimos cerrar el partido manteniendo lo máximo posible la posesión y sin permitir ninguna superioridad rival.


 Diego Martín

23 de febrero de 2017
Compartir en