Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

23ª Jor Superliga Cadetes: EBROSALA ACTIVA 2 - PINSEQUE 5

 


A todos nos gusta ganar pero hay partidos en los que a pesar de no sumar puntos te vas con buenas vibraciones. Este sábado nos ocurrió. Se nos presentaba un reto bien complicado por delante; recibíamos al segundo clasificado y teníamos muchísimas bajas. Una parte del equipo estaba de viaje oficial de final de etapa con el Instituto y Pinseque se negó a cualquier posibilidad de modificación. 


Así, nos presentamos al choque con los 7 jugadores disponibles más el Infantil “Rober”. Agradecer, desde aquí, su total predisposición durante la presente temporada y destacar su labor en el encuentro sin notarse en absoluto la diferencia de edad en cuanto a juego. 


Los chicos hicieron un gran encuentro. Fue envidiable el esfuerzo y la actitud de todos ellos. Obviamente, hubo errores que corregir y que nos llevaron a la derrota final pero cuando ves que tus jugadores tienen esa entrega poco puedes recriminarles.


Si hablamos de méritos generales diré que los visitantes merecieron la victoria pero la diferencia final en el resultado puede considerarse abultada. El encuentro fue entretenido para el espectador ya que hubo muchas ocasiones, palos e intervenciones acertadas de ambos guardametas. 


Pinseque llevó el peso del partido pero no estuvo cómodo en la pista ya que defendimos bien y creamos mucho peligro cuando atacábamos. Mediada la primera mitad nos adelantamos con gol de Moreno pero pronto empatarían los visitantes. Justo antes del descanso encajamos el segundo, en un gol que resultó muy psicológico. 


El segundo parcial también se lo llevó Pinseque, en esta ocasión por 1 a 3. El guión fue similar y de nuevo nuestro tanto fue por mediación de Moreno. Competimos hasta el final y en ningún momento “bajamos los brazos” pero el portero visitante evitó que estuviéramos más cerca de llevarnos algún punto. 


Javi Comas.

9 de abril de 2017