Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

15ª Jor. Liga Autonomica: UNIZAR EBROSALA 6 - LA SALLE 5

Normalmente siempre te quedas con el final. Con el final del juego, no de lo que te pueda decir alguien en caliente en el postpartido.... En este caso, si nos quedamos Con el resultado final y nuestra remontada huracanada con golazo de Lorenzo a falta de 25 segundos, nosotros, no haremos más que tapar el Bosque. Con árboles y troncos.


Nuestra primera parte fue indecente. No por el juego, que también, fue por nuestra actitud indolente. El rival presionó arriba y muy fuerte. Y nosotros hicimos esto que se ha puesto de moda. Hacer el maniquí. En este caso sin música. Lo poco que hicimos en estos 20 minutos nos sirvió para salir vivos, o para que La Salle nos dejara vivos con un cortísimo 2-4.


La actitud cambio radical en el descanso. El juego un poco y el resultado nada. Incluso empeoró. Se ponen 2-5. Pero La Salle ya no presiona con la misma eficacia. Incluso hay un momento en que yo creo que ellos y nosotros damos el partido por ganado/perdido. Yo por supuesto, ni saco portero jugador. Pero, aunque sea ventajista decirlo ahora, porquE ellos están con 5 faltas, y la única puerta abierta que veo es la de que el partido entre en un correcalles del que alguna vez ya hemos salido ganadores. Con juego de 5, sería todo más lento, aburrido, monótono. Y por supuesto, no entrenado.


Marcamos de doble el 3-5 quedando 6 y medio. Casi ni entra. Nosotros casi ni lo celebramos. Pero el partido está ahí. Y aunque entramos en los últimos 4 minutos dos abajo y a tiro de triple, estamos creando ocasiones y es que además eran muy claras. El 4-5 y el pique de su portero con algún jugador nuestro nos despierta. Y el posterior fallo de Razquin y la consiguiente mofa de su portero nos revoluciona. Justo lo que necesitábamos.


Empata Razquin con su justa amarilla por desmedida celebración y tenemos por delante un partido de menos de dos minutos. Y la inercia era de ganar. Nos da tiempo de fallar un doble, otro ante el portero por tirar de rabona y marcar de "pepinazo" desde muy lejos, no sé si Lorenzo tiro desde medio campo. Incluso fallamos uno a puerta vacía con ellos jugando de 5.


En fin, para algunos sería un gran final, que lo fue para nosotros, pero para mi fue una locura. No por el hecho de mantener ya ni sé cuántos partidos sin perder, solo un empate, si no por qué a mis años, tanta aceleración me agota.


Total, que tres puntos más, ante un duro rival, de los que más me ha gustado sobre todo en la primera mitad y la sensación de que la racha se va a romper muy pronto si tenemos la actitud de la primera parte. 25 puntos de los últimos 27 no los recuerdo ni en los mejores tiempos, ni con los mejores jugadores, ni con los mejores equipos que hemos tenido. Y muy buenos.... incluso en esta categoría cuando empezamos hace una década. Y al final te das cuenta de que el papel del entrenador ante jugadores ya difíciles de cambiar en su forma de jugar, es solo, dar en la tecla. En la acertada claro, que si no....igual se van.


Adrián, Kernion, Jesús, Diego y Modrego - Belio, Marin (1), Lorenzo (1), Razquin (2), Valer, Andres (1) y Edu (1)


Michel Cantin.

29 de enero de 2017
Compartir en